El comunicado de PolyPlas a cinco días de la tragedia de Villas Agrícolas

El comunicado de PolyPlas a cinco días de la tragedia de Villas Agrícolas

 

SANTO DOMINGO, RD.- La empresa PolyPlas ha emitido este lunes, a cinco días de la tragedia por la explosión de un camió-tanquero de gas natural licuado en su entorno, provocando la muerte de por lo menos siete personas, decenas de heridos y cuantiosos daños materiales, un comunicado en el que deja establecido el sentir de la compañía con relación al siniestro y sus consecuencias. A continuación el texto íntegro del comunicado de PolyPlas…

 

POLYPLAS

 

A LA OPINIÓN PUBLICA NACIONAL

 

Nuestra empresa Polyplas Dominicana comunica al pueblo dominicano que en estos momentos nos encontramos de luto tras el trágico accidente ocurrido en nuestras instalaciones, donde hemos trabajado desde hace 60 años, y donde hemos vivido y crecido dentro de una comunidad industrial que nos acogió, nos permitió madurar y que hoy está lastimada a causa de un traumático accidente.

Las autoridades dominicanas se encuentran haciendo una investigación robusta y compartirán los resultados finales con la población. Somos los más interesados en que se esclarezca la causa de este penoso e inesperado accidente. Mientras tanto, a través de ewsta vía, deseamos que toda la población conozca detalles de los hechos, y perciba el dolor que cada corazón de nosotros hoy está sintiendo.

En ánimo de actualizarnos para estar acordes con las nuevas filosofías ambientales, nacionales e internacionales, que establecen que el Gas Natural Licuado (GNL) es limpio y amigable al medio ambiente, en comparación con los combustibles líquidos derivados del petróleo, desde hace un buen tiempo suscribimos un contrato de compra de GNL para abastecer nuestras operaciones industriales ubicadas en la calle Aníbal de Espinosa núm. 301, del sector de Villas Agrícolas, del Distrito Nacional.

El pasado miércoles 5 de diciembre de 2018, siendo aproximadamente las 11:00 AM, entró a nuestra empresa un camión-tanque con GNL, enviado por nuestro suplidor Propagás, camión-tanque que poco después comenzó la descarga de GNL hacia el tanque de almacenamiento que dicho suplidor había instalado en nuestra propiedad, con estimación para terminar la descarga del GNL sobre la 1:10 PM, puesto que esa descarga toma unas 2 horas aproximadamente.

Siendo las 11:23 AM, nuestros departamientos de Monitoreo y de Seguridad recibieron las alertas de que se estaba produciendo un escape de gas desde el camión de suministro de GNL, por lo que inmediatamente acivamos nuestro protocolo de emergencia, y al confirmar que el escape de gas era abundante, alrededor de las 11:27 AM se activaron las alarmas y se inició formalmente el proceso de evacuación, mientras la manguera de gas del camión-tanque continuaba conectada a la boquilla del tanque de almacenamiento. En ese mismo momento, asistimos al chofer del camión-tanque del proveedor, quien enfrentaba dificultad de movilidad fruto del contacto de sus piernas con el GNL escapado desde la manguera de servicio del camión-tanque.

Gracias a nuestro protocolo de evacuación, del cual se realizan simulacros varias veces al año, pudimos evacuar, de manera segura, a 282 personas, de un total de 289 personas que se encontraban en nuestras instalaciones, pero como consecuencia del escape de gas a que se hace referencia anteriormente, siendo cerca de las 11:40 AM se produjo una lamentable explosión que desde entonces nos ha colocado frente a la dolorosa realidad de perder colaboradores queridos por todos nosotros y haber afectado personas de las comunidades aledañas, situación dramática que ninguna persona, ninguna familia, ninguna empresa y ninguna sociedad desea experimentar porque ello representa una tragedia de dimensiones insospechables para cualquier comunidad, aunque es importante destacar que gracias a las rápidas medidas de seguridad de Polyplas, aplicadas desde el mismo momento del escape de gas, las calderas no explotaron, como tampoco explotó el tanque de gas ubicado en nuestras instalaciones.

Deseamos hacer de público conocimiento que desde el mismo momento en que esta dolorosa tragedia, ajena a nuestra voluntad, tocó las puertas de nuestra empresa, de nuestros colaboradores, de nuestros vecinos y de todos nosostros, hemos abierto diversos canales de asistencia y comunicación con los organismos de socorro, los que quizás no son suficientes, pero seguimos trabajando en ello, en favor de los afectados y sus familiares, de la mano con las autoridades nacionales y municipales, con todos los medios de comunicación y con toda la población, ya que nuestro principal activo son nuestros colaboradores, por quienes siempre velaremos, y por ello reconocemos que la mayor perdida sufrida por nuestra empresa ha sido la pérdida de vidas, cosa que toda empresa desea evitar.

También estamos colaborando con las autoridades que realizan las evaluaciones técnicas pertinentes para identificar la cadena de hechos y fallas que se pudieron producir hasta llegar a esa lamentable explosión que hoy nos estremece y entristece.

Esta dolorosa experiencia por la que estamos atravesando, independientemente de las causas, ha de conducirnos a todos nosotros, a nuestras autoridades, a los expertos en seguridad industrial, a los expertos en manejo de combustibles y a una gran parte de la industria nacional, a revisar una vez más los protocolos de seguridad al momento de trasvasar GNL desde un camión-tanque hasta los depósitos, pues, aunque nos esforzamos para que los protocolos de seguridad sean efectivos, funcionales y seguros, la potencialidad de un accidente puede mantenerse, como ha ocurrido con nosotros este pasado miércoles, y como ocurre con frecuencia en diferentes partes del mundo, incluyendo países muy desarrollados, conscientes nosotros de que cualquier persona que se encuentre en las cercanías de una explosión puede ser igualmente lastimada.

En estos duros momentos estamos ofreciendo el apoyo necesario a los afectados, incluyendo soporte emocional a todas las personas que así lo requieran. Iniciamos esta gestión durante el fin de semana de la mano del Instituto de la Familia y del Centro para el Desarrollo y la Interacción Constructiva, sumados a los esfuerzos del Servicio Nacional de Salud.

Estamos contratando a expertos nacionales e internacionales para que nos permitan reforzar cualquier imperfección en los protocolos que pudieron contribuir a este triste accidente y pedimos un voto de confianza en nuestra buena fe, nuestra familia laboral y en los expertos que están auditando detalladamente la escena, al tiempo que agradecemos publicamente a las autoridades y servidores de emergencias, incluyendo al Excelentísimo Señor Presidente de la República, quien prontamente se solidarizó con los afectados, a las autoridades y servidores del Sistema Nacional de Salud, a las autoridades de la CAASD y a los bomberos, a las autoridades municipales, militares, laborales, ambientales, y a todos quienes estan ofreciendo su valioso apoyo desde el mismo momento de la tragedia y siguen trabajando en el diagnóstico de las causas. Todos ellos son nuestros grandes héroes. Igualmente, agradecemos a todos aquellos que se han solidarizado con nosotros, incluyendo a nuestros contratistas.

Las simples palabras siempre serán insuficientes para agradecer el heroísmo de todos quienes arriesgaron su vida para socorrernos en el momento de la tragedia, incluyendo a nuestro personal de seguridad, sacrificios que nunca olvidaremos porque este hecho quedará marcado eternamente en cada uno de nosotros, y en reconocimiento a ellos nos levantaremos junto junto a la comunidad que nos premia con su solidaridad, y junto a nuestras familias, y a toda la sociedad, caminaremos hacia un mañana donde esta triste historia no se vuelva a repetir, y donde el legado dejado sea crear nuevas oportunidades, con mayor seguridad, para contribuir a construir un mejor país.

Categories: Noticias
Tags: Destacadas

About Author