El sufrido pueblo de RD con los apagones… Punta Catalina los resolvería y la energía sería más barata, pero… ha vuelto la estafa y el tormento

El sufrido pueblo de RD con los apagones… Punta Catalina los resolvería y la energía sería más barata, pero… ha vuelto la estafa y el tormento

Redacción cristalycolores

El dominicano es un pueblo que ha sufrido consuetidinariamente la problemática eléctrica, expresada en los históricos tormentosos apagones y en el pago de altas tarifas por un pésimo servicio.

Esto se debe a la irresponsabilidad de los gobiernos que nos hemos gastado por décadas y décadas, y a la implacable voracidad de sacar provecho económico de esta situación de sectores empresariales que operan como agentes de generación eléctrica.

Todos los aspirantes a presidentes que hemos tenido, que han tenido la oportunidad de ser elegidos y asumir las riendas del gobierno, han prometido en campaña, cuando no la solución del problema energético, por lo menos controlarlo.

Pero ninguno lo ha controlado ni mucho menos solucionado.

En ese orden, el ex presidente de la República, Danilo Medina (2012-2016 y 2016-2020), se embarcó en la construcción del proyecto que vendría ha dejar resuelto de una vez y por todas la situación: desaparecerían los apagones y la población pagaría energía eléctrica más barata con la instalación y puesta en funcionamiento de la Termoeléctrica Punta Catalina.

Así se le anunció al país en medio de conflictos entre el gobierno, que apostó todo cuanto tenía para apostar en el proyecto, la oposición y sectores privados que cuestionaban la sobrevaluación de la planta y la probabilidad de que se prestara su inversión para actos de corrupción.

El caso es que Punta Catalina, con todo y los conflictos que provocó, finalmente se convirtió en realidad. Fue instalada y comenzó a opoerar y, con su entrada al sistema, en sus inicios, el servicio de electricidad en todo el país mejoró consideráblemente; se sentía eficiente y los apagones, aunque no desaparecieron del todo, no se producían con tanta frecuencia a como nos tenían acostumbrados, por lo que crecía las expectativas de mejoría en el servicio.

El caso es que los apagones repentinamente reaparecieron con una agresividad que remite a las crisisi más crudas del problema. El caso es que ya el go bierno dejó a Punta Catalina bajo el control de un hombre que es parte del sector eléctrico privado, Celso Marranzini, y que ese criterio es que dirige el proyecto.

Y si a la población se le dijo que con Punta Cataolina desaparecerían los apagones y se compraría energía más barata, ahora, en este momento, en la realidad, se le está diciendo exactamente todo lo contrario: hay apagones «por pipá» y el propio Marranzini ha declarado que no tienen más remedio que aumentar la tarifa eléctrica.

Otra vez el gobierno y el sector privado de producción energética vuelven a estafar al sufrido pueblo dominicano, su víctima.

Categories: Opinión

About Author