El Banco Mundial dispone de US$4,000 millones para financiar vacunas a 51 países en desarrollo

El Banco Mundial dispone de US$4,000 millones para financiar vacunas a 51 países en desarrollo

CIUDAD DE WASHINGTON, junio de 2021. El Banco Mundial anunció hoy que proporcionará más de USD 4000 millones para la compra y distribución de vacunas contra la COVID-19 en 51 países en desarrollo, la mitad de los cuales se encuentran en África. Más de la mitad del financiamiento proviene de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco para los países más pobres del mundo, y se otorga a título de donación o en condiciones altamente concesionarias. Este financiamiento forma parte del compromiso del Banco de ayudar a los países de ingreso bajo y mediano a adquirir y distribuir vacunas y fortalecer sus sistemas de salud.

El Banco Mundial reiteró su llamado a los Gobiernos, las compañías farmacéuticas y las organizaciones involucradas en la adquisición y entrega de vacunas a que colaboren para incrementar la transparencia y difundir públicamente más información sobre los contratos, las opciones y los acuerdos relacionados con las vacunas, los convenios de financiamiento y entrega, y las dosis entregadas y los planes de entrega futuros. Pidió a los países que prevén un superávit de vacunas en los próximos meses que liberen sus opciones y dosis excedentes lo antes posible y de manera transparente a los países en desarrollo que cuenten con planes de distribución adecuados.

Desde el inicio de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, el Grupo Banco Mundial ha aprobado más de USD 150 000 millones para ayudar a los países a enfrentar el impacto sanitario, económico y social de la pandemia. Desde abril de 2020, ha incrementado su financiamiento en más del 50 %, y ha ayudado a más de 100 países a satisfacer las necesidades sanitarias de emergencia y fortalecer la preparación ante casos de pandemia; al mismo tiempo, ha respaldado a los países en sus esfuerzos por proteger a los pobres y salvaguardar el empleo, y poner en marcha sin demora una recuperación respetuosa del clima.

“El Banco Mundial está ayudando a los países en desarrollo de todas las regiones del mundo con la compra y distribución de vacunas”, declaró Axel van Trotsenburg, director gerente de operaciones del Banco Mundial. “Aún quedan importantes desafíos relacionados con la distribución de las vacunas y la indecisión que estas generan en algunos grupos poblacionales.Estamos tomando medidas en todos los frentes para abordar estos desafíos, trabajando en colaboración con los socios internacionales y regionales para acelerar la administración de dosis a la mayor cantidad de personas posible y mejorar la vigilancia, la preparación y la respuesta en relación con las enfermedades”.

Los detalles completos de las operaciones de vacunación del Banco Mundial se publican en su portal de operaciones relativas a las vacunas (i), con actualizaciones periódicas. Con los USD 4000 millones se están respaldando los esfuerzos de vacunación contra la COVID-19 en Afganistán, Bangladesh, Benin, Cabo Verde, Camboya, Comoras, Côte d’Ivoire, Ecuador, El Salvador, Eswatini, Etiopía, Filipinas, Gambia, Georgia, Ghana, Guinea, Guinea Bissau, Guyana, Honduras, Indonesia, Jordania, Kenya, Kosovo, Líbano, Lesotho, Madagascar, Malawi, Moldova, Mongolia, Mozambique, Nepal, Níger, Pakistán, Papua Nueva Guinea, República del Congo, República Democrática del Congo, República Democrática Popular Lao, República Kirguisa, Rwanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Sierra Leona, Sudán del Sur, Sri Lanka, Sudán, Tayikistán, Togo, Túnez, Ucrania, Yemen y Zambia.

El paquete de financiamiento del Banco para las vacunas está diseñado para ser flexible. Puede ser utilizado por los países para adquirir dosis a través del mecanismo COVAX, el Equipo de Adquisición de Vacunas para África (AVATT) u otras fuentes. También se destina a la distribución de vacunas y el fortalecimiento de los sistemas sanitarios, lo que incluye la cadena de frío para los suministros, la capacitación de los trabajadores de salud, los sistemas de información y de datos, y las campañas de comunicación y difusión dirigidas a las partes interesadas que son fundamentales para garantizar la aceptación de las vacunas. El Banco ha armonizado sus criterios de admisibilidad para las vacunas contra la COVID-19 con los criterios de admisibilidad revisados de COVAX y otros asociados multilaterales.

El Banco Mundial se ha asociado con la Unión Africana y el Centro Africano para el Control de Enfermedades, al que brinda apoyo, con el fin de respaldar la iniciativa AVATT con recursos que permitan a los países adquirir y distribuir vacunas para hasta 400 millones de personas de toda África. Asimismo, ha convocado, junto con el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial del Comercio y otros socios, un grupo de trabajo para rastrear, coordinar e impulsar la entrega de vacunas contra la COVID-19 en los países en desarrollo.

El Banco sigue trabajando con Gobiernos y asociados (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [Unicef], el Fondo Mundial, la OMS y la Alianza para las Vacunas [Gavi]) para evaluar el grado de preparación de más de 140 países en desarrollo para distribuir las vacunas. Los países han logrado importantes avances desde la publicación del primer informe generado a partir de dicho esfuerzo. Los últimos resultados muestran que el 95 % de los países ha elaborado planes nacionales de vacunación, el 79 % ha establecido medidas de seguridad y el 82 % prioriza a determinados grupos poblacionales para recibir la vacuna. Sin embargo, solo el 59 % ha elaborado planes para capacitar a la gran cantidad de vacunadores necesarios, y menos de la mitad cuenta con un plan para generar confianza, seguridad y demanda de vacunas contra al COVID-19 en la ciudadanía.

(Fuente de origen: Grupo Banco Mundial).

Categories: Internacionales

About Author