Rubén Blandes derfiende decisión de Nayib Bukele de destituir miembros Corte Suprema; ve como «mito» separación de poderes en países corruptos

Rubén Blandes derfiende decisión de Nayib Bukele de destituir miembros Corte Suprema; ve como «mito» separación de poderes en países corruptos

(En la foto de Fuente Externa, Nayib Bukele).

El cantautor panameño Rubén Blades salió en defensa del presidente salvadoreño Nayib Bukele en su decisión de destituir a los miembros de la Corte Suprema de Justicia y al Fiscal General de su país.

El arista, quien además es abogdo, fue candidato presidencial en el 1993 y se desempeñó como ministro de Turismo por varios años, se mostró en desacuerdo con su «amiga» Michelle Bachelet, ex presidentta de Chile, quien ha manifestado lo que hizo Bukele en ese orden «socava la democracia».

En un artículo publicado este sábado en su página de Internet www.rubenblades.com el autor e intérprete de «Maestra vida» sostiene que, en primer lugar, el órgano que expidió la orden de destitució de los magistrados fue «un Congreso debidamente electo democráricamente»; y, en segundo, «la «separación de poderes» no existe en un país controlado por la corrupción».

Blades establece en su artículo una paralelismo de la corrupción prevaleciente en El Salvador con la de Panamá. Dice apoyar la expulsión de los gobiernos a los que «obstaculizan la lucha contra la corrupción, legalmente, o de la manera que sea».

«En Panamá específicamente, la Asamblea controla al país de hecho. Ni siquiera admite que el Procurador de la Nación investigue independientemente las acciones de diputados envueltos en actos de posible ilegalidad; solo la Corte Suprema de Justicia puede investigar y/o juzgar a miembros de la Asamblea y solo la Asamblea puede juzgar a los Magistrados. Como resultado, ninguno investiga al otro y la impunidad de actos dolosos esta garantizada», expone el cantautor, abogado y político.

Más adelante, plantea: «A pesar de esta evidencia de alianza corrupta, en Panamá y otros países se continúa defendiendo el mito de una supuesta separación de poderes y negando su efecto nocivo en la institucionalidad, como si efectivamente no estuviesen el pueblo y la estructura administrativa rehenes de la corrupción de los que ocupan y dirigen al país.
¿Cómo esperar que un órgano corrupto se investigue a sí mismo con honestidad y objetividad?».

Lea el artículo conmpleto dando clik en este enlace…

Categories: Politica

About Author