Elena Burgos, una madre puertoplateña homenajeada en su día por su hijo Yaqui

Elena Burgos, una madre puertoplateña homenajeada en su día por su hijo Yaqui

Por Yaqui Arias Burgos

La recuerdo salir temprano de madrugada hacia la parada del autobus que la llevaría al Ingenio, junto a su inseparable amiga Violeta. Eran días de inocencia, pues no llegaba a apreciar el sacrificio que ella hacía para darnos una vida digna.

En la tarde llegaba a eso de las 4:00 donde mi abuela-madre doña Andrea, para ayudar a hacer las empanadas de yuca que vendía la vieja y con la que levantó una familia de tantos hijos y algunos de sus nietos.

A las 5:30 ya iba camino a la escuela Antera Mota donde trabajaba como profesora de adultos y salía casi a las 10: pm. Mi hermano Lawi y yo casi siempre ya estábamos dormidos, vencidos por el ajetreo que llevan los niños durante el día.

Mi madre llevaba en brazos a mi hermano y yo iba agarrado de ella camino a nuestra casa en Los Cocos (aún paso a ver esa casa), pasábamos por la calle Antera Mota frente a la casa de don Bambo Troche, esa parte del camino era mi favorita, pues don Bambo tenía matas de azucenas que perfumaban todo la calle, luego llegábamos a la 27 de febrero y doblando par de calles más estábamos en la casa. No sé cuántas cosas más hacía mi madre antes de acostarse, pues mi hermano y yo inmediatamente nos dormiamos. Al día siguiente empezaba el afán de nuevo.

Mi madre es de temperamento fuerte, pero noble e inmensamente solidaria, que disfruta de sus amigos profundamente. Decidida en lo que se propone, no es fácil vencerla.
Pienso que a estas alturas aún mi madre siente tener la obligación de protegernos y estar pendiente de nosotros, ha sido su naturaleza. Aún se mantiene activa, trabajando, a pesar de que le he pedido que viaje más y trabaje menos.

No pensé escribir mas de unas cuantas lineas, pero de ella hay mucho que decir y más virtudes que destacar.
Mi Super y entrañable madre, quiero que sepas que has hecho más de lo que nos hemos merecido, que te amo hasta donde no sé lo que existe y espero que puedas dedicar mas tiempo para ti porque ya esta bueno de afanes.

Has sido una madre muy valiosa para mi y mis hermanos.

Categories: Opinión

About Author