Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria

Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria

Por Dr. Amín Cruz

“Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla.» Juan Pablo Duarte

La República Dominicana celebra el cumpleaños de su fundador, Juan Pablo Duarte el Libertador dominicano. Fundador de la sociedad La Trinitaria y principal ideólogo de la independencia, por dos veces vio Juan Pablo Duarte triunfar la causa por la que luchó toda su vida: en 1844, cuando el país logró la independencia de Haití, y en 1865, cuando, tras la anexión española, se restauró la República Dominicana. En ninguna de ellas, sin embargo, accedió Duarte al poder, ni obtuvo más reconocimiento que el exilio y el olvido.

Juan Pablo Duarte nació el 26 de enero de 1813 en la ciudad de Santo Domingo. Fue bautizado en la Iglesia de Santa Bárbara el 4 de febrero de 1813. Hijo del comerciante español Juan José Duarte y de Manuela Díez, oriunda de El Seibo, República Dominicana, hija a su vez de padre español y madre dominicana.

Cuando las tropas del haitiano Toussaint Louverture llegaron al país en 1801, los Duarte viajan a Puerto Rico, donde nació su hijo Vicente Celestino. La familia regresó terminada la guerra de la Reconquista en 1809, cuando el país volvió a ser colonia española. Siendo joven, Juan Pablo Duarte viajó a Estados Unidos y Europa. Cursó estudios en España y se convirtió en el líder de la Trinitaria, una sociedad secreta de ideas independentistas.

Duarte, un hombre entregado, un ser humano patriota y progresista puso sus bienes al servicio de la independencia, provocando su ruina económica y la de su familia, poseedora de muchos bienes procedentes del comercio marítimo que creó su padre. En el año 1843, cuando se inició la guerra de la Independencia contra la dominación haitiana, Juan Pablo Duarte encabezó a los insurgentes. Fracasada la rebelión, de carácter liberal progresista, fue enviado al exilió en Venezuela.

En 1844 regresó tras la llamada que le hacen los dirigentes del movimiento iniciado el 27 de febrero, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matias Mella para luchar por la independencia de la República Dominicana. Juan Pablo Duarte es quizás el  único ser humano, que siendo el fundador, guía e ideólogo de la independencia no llegó a la presidencia de la nueva República luego del triunfo, porque fue un ser humano muy deprendido de las pretenciones personales. Los conservadores encabezado por Santana, Bobadilla entre otros, se impusieron y sometieron a la nueva nación a sus pretenciones personales y coloniales. Expulsando a Duarte del país, se refugió nuevamente en Venezuela.


Con el triunfo de los independentistas dominicanos ofreció sus servicios a los nuevos dirigentes, quienes le encomendaron el desempeño de funciones diplomáticas. Como diplomático de la ONU e historiador, digo en mi libro «Republica Dominicana en las Naciones Unidas 1945 – 2018, Un Documento para la Historia», establezco que Duarte es el primer diplomático dominicano y el 24 de marzo de 1864, regresó a Santo Domingo para ponerse a las órdenes del gobierno restaurador en armas de Santiago de los Caballeros, que lo nombra su representante con la misión de obtener apoyo de Venezuela y otros países en la lucha contra España.

El 19 de febrero de 1875, el presidente Ignacio María González le pide retornar a la patria. Permanecía en Venezuela, donde fue bien recibido junto a su familia, subsistiendo con los ingresos de una fábrica de velas. Juan Pablo Duarte falleció el 15 de julio de 1876 en Caracas.

En 1884, sus restos mortales son trasladados a Santo Domingo. El 27 de febrero de 1944 sus restos, junto a los de Sánchez y Mella, son sepultados en la Puerta del Conde, Altar de la Patria. Se le reconoce como Padre de la Patria junto a Francisco del Rosario Sánchez y a Ramón Matías Mella. Las ideas de Duarte viven, Duarte es nacion, Duarte es Patria, juventud, dominicana, dominicano seguid a Duarte, es amar, protejer y desarrollar a la República Dominicana… Viva la República Dominicana Independiente!!!

“La Nación está obligada a conservar y proteger por medio de leyes sabias y justas la libertad personal, civil e individual, así como la propiedad y demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen”. Juan Pablo Duarte

(Dr. Amín Cruz, PhD, diplomático, historiador, educador, periodista, escritor, CEO presidente fundador del Congreso Hispanoamericano de Prensa, Padre embajador del Periodismo Latinoamericano, residente en New York).

Categories: Opinión

About Author